Todos somos Clarividentes-Claudia Bürk

La teoría cuántica de campos y los fantasmas

La teoría cuántica de campos y los fantasmas
Últimamente me he empeñado en refinar la realidad y llevarla hasta los bolsillos de los escépticos, los fanáticos religiosos, los físicos de partículas y demás personas ocupadas en imponer su criterio como único.

Todavía me hallo en pañales con respecto a todo aquello que llego a percibir y quisiera explicar en un lenguaje entendible, pero mucho me temo que este es, además de matemático, un Irdin que se parece muchísimo más a una corazonada intuitiva, que a palabras comunes o fórmulas equitativas.

Pero no queda otra alternativa (para el caso de que llegue a todo ese grupo de personas que ennumeré antes), que hacerlo mediante la ciencia, concretamente la física de partículas y concretando aun más, la teoría cuantica de campos. La electrodinámica cuántica es la teoría más precisa que jamás se ha desarollado hasta ahora, acerca de los fenómenos naturales.

¿Qué es un fenómeno natural? Aquello que sucede en y mediante la misma naturaleza, sus reacciones, sus manifestaciones en todos los ámbitos, perceptibles para el ojo humano o no. A escalas microscópicas o bien a escalas macrocosmológicas.
Tengamos todos en cuenta que sólo podemos ser verdaderamente conscientes de la real pero discreta imágen de la naturaleza y su realidad cuando la examinamos a escalas mínimas, ya que de lejos parece homogéna.

De manera similar, la estructura del espacio-tiempo se presenta lisa para el observador, salvo cuando ya empezamos por el principio y observamos su composición con precisión ultramicroscópica. Entonces, percibimos, que nada de eso es correcto. Que la existencia de dimensiones arrolladas* además de las dimensiones extendidas* ya conocidas, es una realidad.

Por esto mismo la relatividad general funciona a la perfección a distancia (y tiempos; hay que decirlo) suficientemente grandes (escalas astronómicas típicas). Empero, está "ley" se vuelve incoherente a distancias (tiempos) cortos. La geometría de superficies lisas o ligeramente curvadas se justifica a grandes escalas, pero se derrumba debido a fluctuaciones cuánticas cuando todo es llevado a pequeñísimas escalas.

Por ello me detengo desde hace algún tiempo sobre resulatdos pequeñísimos llamados la longitud de Planck ( dónde el valor que rige la fuerza de los efectos cuánticos y la debilidad intrínseca de la fuerza gravitatoria se unen para producir este concepto), me doy de morros con la espuma cuántica (esta es el frenesí que pondría de manifiesto un examen microscópico del espacio y el tiempo: un escenario nada habitual en el que las nociones convencionales de izquierda a derecha, atrás y adelante, arriba y abajo, antes y después, pierden todo su significado.

¿Qué hace , pues, alguien como yo, que no es física licenciada ni tampoco investigadora de lo "paranormal" (qué poco me gusta dicha definición), sino quizás un poco de ambas cosas (normalmente repelados entre sí, por los mismos expertos en ambos campos) en este escenario de la realidad?

Busco una respuesta correcta a lo que he "visto", percibido, elucubrado y experimentado con aterioridad. Aún encontrándome con enorme oposición, burla, rechazo y negación por parte de los "expertos", los doctores, licenciados, magestrados, profesores y demás personas formadísimas en estos campos, oso adentrarme.

Y una vez dentro, descubro (tal y como los demás físicos) la existencia de un terrible fallo esencial en nuestro modo actual de comprender el universo y la realidad. Un punto de vista no demostrable por ahora, pero profundamente sentido. Un conflicto, que llevó a todos los físicos a un fracaso tras otro al querer hallar solución al mencionado fallo. Los vientos de cambio, sin embargo, se hallan próximos y soplan en ráfagas a través del universo eólico.

Es aquí dónde me uno colectivamente a todos los anteriormente citados para buscar la canción que entona la naturaleza en su tranquilo deambular de los planetas y estrellas y en alboroto de las detonaciones de las partículas subatómicas.

Como un valiosísimo tesoro aprisionado en una caja fuerte, visible tan sólo a través de una diminutísima mirilla, se me presenta la realidad de las cosas, la explicación a todos los fenómenos "para"normales, la belleza y la promesa de que todo encaja en esa caja, y que hace sumamente interesante nuestro propio deambular en esta realidad; pero me percato de que nadie tiene la llave para liberar su todo poder. No por ahora. O quizás nunca.

Me detengo largo rato sobre el principio de incertidumbre* de Heisenberg. Estudio, clasifico, deduzco a las partículas elementales mensajeras, los gluones (paquetes mínimos de la fuerza nuclear fuerte), los bosones gauge (los de la fuerza nuclear débil), tan elementales los dos como las partículas de las tres familias materiales.
Y de pronto me vienen a la cabeza los fantasmas, si, si, aquellos espectros que algunos creen haber avistado a lo largo de nuestra historia. Me percato que todos los testigos de tales sucesos hablan de un descenso de la temperatura. Recuerdo que muchos investigadores de lo paranormal asocian mayor fenomenología (psicofonías, presencias) a la ayuda con luz ultravioleta, infrarojos o rayos X...¡Pero no se han preguntado porque esto es así!

Y con ello recuerdo por qué motivo se les concedió el Premio Nobel a Sheldon Glashow, a Abdus Salam y Steven Weinberg, cuando demostraron que las fuerzas nucleares débiles y la electromagnética estaban unidas de forma natural (descripción teórica cuántica de campos; aunque sus manifestaciones sean en aparencia completamente adversas en nuestro entorno inmediato)...

Después de todo, los campos de la fuerza nuclear débil disminuyen hasta tener una intensidad casi nula en todas las escalas, a excepción de las distancias subatómicas, mientras que los campos electromagnéticos -la luz visible como los rayos ultravioleta, rayos X, infrarojos, o las señales de radio y televisión- TIENEN UNA PRESENCIA MACROSCÓPICA INDISCUTIBLE. No obstante, estos señores físicos, en esencia, demostraron que a unas energías y temperaturas lo suficientemente altas (como posiblemente la hubo (hay) una fracción de segundo después de CADA Big-Bang) los campos de las fuerzas nuclear débil y electromagnética SE DIFUMINAN LOS UNOS CON LOS OTROS, ADOPTAN CARACTERÍSTICAS INDISTINGUIBLES.
Empero, cuando la temperatura desciende, como ha sucedido continuamente desde el (LOS) big-bang, las fuerzas electromagnética y nuclear CRISTALIZAN en un modo diferente de la forma difusa que tienen a altas temperaturas (fenómeno que es en física conocido como el proceso de ruptura de la simetría) y por consiguiente parecen ser distintas en el frío universo en el que actualmente habitamos, dando forma a las existencias materiales conocidas.

Entonces volviendo a los "fantasmas" y el hecho de haberme acordado de ellos y de ese descenso de temperatura que les acompaña...¿No da que pensar que esto suceda conociendo ahora el proceso de ruptura de la simetría? ¿No habrá relación con ello? ¿No será acaso la explicación definitiva al darse la manifestación de estas cosas? ¿Necesitan los habitantes de las dimensiones arrolladas y sus consecuentes mundos paralelos un descenso notable de temperatura para existir en sus mundos de estructuras físicas totalmente ignoradas por nosotros (todavía)? ¿Es esa la razón por la cual notamos un fuerte descenso de la temperatura si avistamos uno de esos "fantasmas" a nuestro alrededor? ¿Es la razón al obtener mayores resultados auditivos o visibles (psicofonías, psicoimágenes) el incremento de luz ultravioleta, rayos X, ruido blanco, infrarojos? ¿Acaso no queda ahora explicado por qué esto sucede entonces?

Solo les voy a pedir que reflexionen un poco sobre ello, amigos investigadores de lo "para"normal. Y ustedes, señores físicos, que consideren un poco más seria la existencia de esa fenomenología. Pues de existir testimonios reales al respecto, de haber personas como yo misma, sin ir más lejos, que hemos experimentado en primera persona tales asuntos, de existir grabadores y vídeocámaras FISICAS que recogen tales fenómenos, no explicables a priorí, (blindados con jaulas faraday, sin interferencias), ¿no deberían quizás intentar explicarlo en vez de negarlo por absurdo?

Al igual que Einstein que vió a Dios y el sumo misterio en cada concepto cuántico que iba asimilando, yo también los veo. Y lejos de negar las cosas con la ciencia, no hago más que reafirmarlo todo con ella. Pues de haber un sólo efecto cuántico diferente, como lo pudiera ser un quark de diferente carga, toda nuestra realidad se deformaría, viniendose abajo. El pegamento de toda la realidad y que ésta sea como vemos, no se lo debemos a la casualidad, sino a una conjetura inteligentísima que sin duda, obedece a un diseño magistral de la naturaleza. Yo la llamo Dios...

Sub umbra floreo: C. Bürk

*Dimensiones arrolladas: Una dimensión espacial que no tiene una extensión espacial grande observable; una dimensión espacial que está arrugada, enrollada o arrollada, dando así un tamaño muy pequeño, con lo cual escapa a la detección directa.

* Dimensiones extendida: Dimensión espacial (y espacio-tiempo) que es grande y directamente percebible por nosotros; una dimensión con la que estamos más que familiarizados, al contrario de lo que sucede con una dimensión arrollada.

*Principio de incertidumbre: Principio de la mecánica cuántica descubierto por Heisenberg, según el cual existen datos del universo, como la posición y la velocidad de una partícula, que no se pueden conocer con total precisión. Tales aspectos inciertos del mundo microscópico se acentúan aún más cuando la escala a distancia y el tiempo en las que se miden dichos aspectos se vuelven más pequeñas. Las partículas y los campos se ondulan y saltan entre todos los valores posibles coherentes con la incertidumbre cuántica. Esto implica que el dominio de lo microscópico es un exasperante frenesí que flota en un mar violento de fluctuaciones.


Comentarios

  1. Excelente Claudia, muchas gracias por compartir tu conocimiento. Con tu permiso, lo compartiré con un compañero escritor (convencido de que cuando muere deja de existir), que me pedía un ensayo basado en datos científicos sobre la existencia de otras realidades. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchísimas gracias, querido amigo, por escribirme y leerme! Pues ante todo si sirve a alguien o para algo, yo ya me doy por satisfecha. Con ese fin lo escribí, para informar según mis percepciones. Estoy encantada con tu amistad y tu compañía por mi blog.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Claudia..abrir caminos nuevos es complicado y sólo reconocido cuando se llega al destino..

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares