Todos somos Clarividentes-Claudia Bürk

Comentario acerca de cómo nace la novela "Las nueve ventanas de Jeanne Bardèot"


Los ángeles están de moda. Los nuevos ángeles están bajando a la tierra. Esta inminente tendencia literaria quiere que nos olvidemos de la imagen de los ángeles rosados, alados y aniñados. Tras las sagas vampíricas, explotadas hasta la saciedad, ahora tratan de imponernos la literatura angélica y hasta han ideado una teleserie, con el clon de guaperas de la famosa saga vampírica incluido. Ahora, los ángeles se vuelven oscuros, vengativos, poderosos. ¡Como los vampiros! Y todo, porque aquello funcionó en la literatura y en el cine.

Hoy os voy a contar una verdad: “Las nueve ventanas de Jeanne Bardèot” fue ideada mucho antes de estas modas pasajeras y ésta novela está basada sobre una realidad: la existencia de un misterioso libro angélico.
No formará parte de una corriente literaria transitoria. Pues hace alrededor de cuatro años, contacté con un famoso escritor de éste país. Lo abordé diciéndole: “Tengo una historia que contarte”. Y le ofrecí mi historia. Y sé qué él comprendió que el tiempo había llegado para contarla.
Tanto él como yo, ofrecemos nuestros trabajos al respecto por separado y casi a un mismo tiempo. Mi resultado es la novela que ahora os ofrezco. Comencé a escribirla hace cinco años y la terminé hace ahora un año y varios meses. Quisiera haceros comprender, que no obedecí a dictados de la moda actual, pues mi idea es muy anterior y tiene que ver muchísimo con ese libro ancestral que os acabo de nombrar, que viene siendo de mi familia hace siglos.

Un libro, cuyas revelaciones parecen ser angélicas. Procedente de una estirpe, cuya sangre se mezcló hasta perderse. En las páginas finales de ese librito, que ahora guardo cautelosamente, se encuentra una poderosa fórmula alquímica, que nadie ha logrado descifrar: una supuesta protección que otorgan las altas esferas a todo aquél que la porte consigo. ¿Os habéis fijado en mi antebrazo derecho? Si, la llevo tatuada desde años. ¡Anotárosla bien! Puede, que seáis protegidos, de llevarla con vosotros.
Jeanne Bardèot conoce su poder, tan bien como yo. Dice así:
I.G.V.I.I.R   8   121 +++
"Quien lleve consigo ésta poderosa protección, llevará en sí un secreto de tal magnitud, que ningún ser humano podrá desentrañar jamás."

Os deseo a todos una entretenida y fructuosa lectura de “Las nueve ventanas de Jeanne Bardèot”. Todavía es muy temprano para calibrar el verdadero impacto de éste libro sobre vosotros. Pero con todo, una cosa es posible: que no volváis a ser como antes.

Tenía una historia que contar. Y me atreví a compartirla con todos. La verdad se impone. ¡Qué el cielo os asista!
Sub umbra floreo: Claudia Bürk

 Nota: la imágen adjunta es una obra de Hugo Simberg (Finlandia,1903)
es del año 1903 y se puede ver en el Museo Ateneum en Helsinki.Es mi obra favorita de entre los prerafaelistas.
P.D. Más que nunca, el ángel está herido.

Más al respecto, en ésta otra entrada de mi blog:
http://claudiaburkfalcon.blogspot.com/2011/02/grand-secret-laid-open-la-lengua.html

Comentarios

Entradas populares