Todos somos Clarividentes-Claudia Bürk

Signum Diaboli versus Genius Diaboli (Reflexión acerca de la Fe)

Signum Diaboli versus Genius Diaboli

No deja de sorprenderme que en estos tiempos presentes, cuando el hombre se jacta de su mentalidad científica; cuando se habla de una forma tan equívoca de desacralizar la vida humana, desmitificar a la figura de Jesús; cuando se le quiere quitar a la fe su naturaleza para convertirla en una especie de técnica psicológica nefasta y manipuladora; doctrina sociopolítica; cuando todo esto sucede, es precisamente cuando más se propagan- cual fuego en un pajar- la teosofía, la astrología, el espiritismo, el misticismo y la magia negra o blanca, las prácticas de ocultismo en general, junto al misticismo naturalista/panteísta de origen oriental.

Quizás no debería sorprenderme, pero lo hago; es la estupidez humana que no deja de hacerlo. Y todo esto es una consecuencia lógica de la falta de fe verdadera: un claro fenómeno de sustitución de lo auténtico por sucedáneos.

La fe está muy mal vista, se asocia a no tener criterio, al destriunfo de la razón, Sus sinónimos fueron quimérico, pueril, ridículo, absurdo e increíble. Una pena, que ya no tengamos confianza plena en un plan divino, en el amor al próximo, en las doctrinas de Jesús. Y quedarnos con eso y no con la Iglesia y demás.

Kant nos dijo: Sapere aude! (¡atrévete a saber!) y estoy con él. La importancia de la razón crítica, es la de pensar con libertad, y que en efecto, ha de ser como la luz de la humanidad, que se refleja en la misma raíz de las palabras con que, en los distintos idiomas, se significa este período: «Siglo de las luces», o «siglo de la razón», «illuminismo» (en Italia), «Enlightenment» (en Inglaterra), o «Aufklärung» (en Alemania). Todo cuanto se oponga, como rincón oscuro y escondido, a la iluminación de la luz de la razón -las supersticiones, las religiones reveladas y la intolerancia- es rechazado como irracional e indigno del hombre ilustrado, como «oscurantismo».
Hasta ahí absolutamente de acuerdo.

Cada ser humano debe de ser capaz de emprender y llevar a cabo por propia iniciativa, una vez alcanzada ya, por historia y por cultura, la mayoría de edad del hombre. Es importante que seamos librepensadores, si.

¿Pero qué tiene de malo algo de fe? ¿Verdadera fe en aquello que nos dejaron los grandes como Jesús? ¿Por qué no utilizamos nuestro sentido común y analizamos su doctrina a fondo? ¿Porque Jesús esta pasado de moda?
Es verdaderamente lamentable, si en este tiempo, en el que seguramente nos sentimos orgullosos de haber nacido-tan abierto al progreso científico y social, a una mentalidad más justa y autentica, un tiempo en el que se da tanto valor a cualquier manifestación de autenticidad y libertad- pueda convertirse en aquel tiempo, que cita la Biblia, mirando hacía el futuro de nuestra historia, se refiera: vendrá el tiempo en el que los hombres no soportarán la sana doctrina, sino que contratarán para sí maestros que les digan lo que desean oír. Y apartarán sus oídos de la verdad, para abrirlos a fábulas. (2 Tm 4, 1-8.)

sub umbra floreo: C.Bürk

Comentarios

Entradas populares