Todos somos Clarividentes-Claudia Bürk

Es tu nombre,(mi) Ángel


Es tu nombre,(mi) Ángel

(Todas las cartas a X fueron tuyas y serán para ti)

Esperado Ángel,

Ayer te miré, pero ha sido hoy cuando te he visto. Tal y como eres. Y todos los nombres que te puse en el pasado, de pronto solo tienen el tuyo. Amar es el antónimo a ser ciego. Cupido no lleva vendas. Me detuve a sondear tus pupilas, deleitándome, mientras tú insospechadamente hablabas de cosas más importantes. Llevabas mundos en los ojos. En ellos vi el comienzo de todas mis primaveras. Mis razonamientos, irracionales tantas veces, no acompasados con el mundo de hoy, se infiltran entre tus ojos imposibles. El amor no consiste en pedir, solo en ofrecer, de ahí que el amor sea acaso una vía de conocimiento superior a la razón.Una persona sin sueños está muerta, muerta en vida, pero siempre podrá resucitar, tener esperanzas en los propios ensueños, modificar la realidad imaginando. Yo elegí soñarte y así elegí la vida.

He dedidido que me llena soñarte, que eso me basta, que suple cualquier necesidad, cualquier urgencia de ternura...Que lo eres todo par mi desde siempre, de ahora en adelante y para siempre.

Poco importa que no te viera en el mundo hasta hace poco.

Quiero que sepas sentir la verdad de mi existir, la verdadera esencia de mi ser, que sepas todo lo que yo daría por ti, de que entiendas que nunca te dejaré aún sin tenerte, aún sin que me des nada a cambio, ni siquiera me hacen falta tus palabras, no necesito verte, no ncesito más de ti que tu existencia. No dejaré de quererte, lo verás, verás como voy a consagrar a ti mi vida, mis necesidades, mi futuro, mis sueños y que a partir de ahora, te pertenezco aqui en el mundo y también entre estas cartas y todos los mundos posibles. Quiero regalarte mi vida. Quiero, a partir de ahora ser tuya. Jámas, y lo juro por Dios, ningún hombre volverá a besarme, a tocarme. Jamás. Quiero vivir así y morir soñándote, eso es todo. No pido más. No necesito nada de ti, nada...
Eres el más especial de entre los seres humanos, algo esencial, algo que me hace sentir vibrar cada vez más, sentir y ver todo con la verdad, aceptar la beldad de las cosas, aceptar el fulgor de mi amor por ti, aceptar el destino como venga. Me das fuerza, me lo das todo.

Amor que nunca será mío, pero yo si suyo.....amor enredado en una espiral sin final y sin pensar en tener inicio ni final, todo es algo de entender para saber, de presenciar para sentir, no hay nada que yo haga más que estar a tu lado sin estarlo en cuerpo y si en alma, de entregarte mi ser y que hagas lo que quieras de mi...o no hagas nada. Porque te esperaré en un mundo paralelo, dónde todo sueño caerá sobre mi con la ternura de miles de tus besos.

Te protegeré desde la lejanía cuando más lo necesites, veré tus logros a través de los años que ahora quedan por delante, abrazaré tu calido cuerpo que tiembla en la más pura tempestad de mis sueños, en mis sueños solamente allí, te arrullaré con mis palabras, palabras hechas promesas, promesas de cariño y de amor, amor inconcluso que, con el dolor de mi alma, puede que nunca entenderás pero del que si sabrías, de leer estas cartas.
Te amo con la sensación ferviente de mi corazón al latir por la vida...al son de la única verdad que hay para mí...Y eso es el sentimiento viviente que hay hacia ti...


Ángel (mío): tantas cartas a ti, llegan hoy en una sola.Y nunca las habrás leído. Sin embargo,escribo en la esperanza que un día lo hagas, ahora que todas las veces que te nombré, forman un solo nombre.Lo que trato de hacerte llegar con mis palabras, son más, mucho más que simples cartas: son desesperados mensajes; grtios desde mí alma que en la realidad cotidiana son sofocados por el silencio de mí apariencia impuesta por y para los demás. Quizás para ti todo esto no es más que el acto de una chalada ... Todo es un tremendo "quizás"... Hoy te hablaré un poco de mí, pues solamente tú, a través de ésta "travesura" vas a conocerme como jamás me daría a conocer a quienes me creen conocer.

Demasiado a menudo me siento como un pájaro que tiene las patas atadas con una larga cuerda..Cuando estoy entre la multidud, permanezco escondida. Mi mente entonces procura zafarse y volar a tierras lejanas..Me subo a la cima de una montaña..¡Es delicioso sentirme libre de cuanto no es auténtico e imaginar que estoy viviendo de manera sencilla y directa.
Estos días estoy silenciosa, pensativa; hay muchas cosas nuevas en mi alma. Quisiera darles forma, pero mis manos no consiguen ponerse a la altura de mí imaginación.
Durante años he vivido escondiéndome del mundo. Lo único que mí corazón sabía era amar la vida, por dura que se presentara. Durante esos años he vivido con un hambre inmenso, una enorme sed por algo que no conseguía identificar: era la voluntad de vislumbrar lo que estaba más allá de mí, más allá de la jaula que me contenía. Lo intenté de diversas maneras y ahora he hallado un camino seguro: recorrer los senderos de las palabras y llegar a ti, querido Ángel.

El alma busca el amor como el aire busca las alturas o los rios fluyen hacia el mar. Cuando la vida pesa, el único alivo es creer y confiar en el amor. Entonces, aun en las peores circunstancias, todo se vuelve más liviano y surgen melodías desde la oscuridad jamás imaginadas.
Amo a las personas más que nunca, querido querubin, aunque continúe sintiéndome sola y sabiendo que nadie va a conocerme jamás como soy, excepto tú.
A pesar de no poder ser quien soy, no he parado de amar a los demás.
Cuando notamos que nadie nos ama por aquello que verdaderamente somos, procuramos estar siempre ocupados y no damos vía libre a nuestro crecimiento interior porque intentamos controlarlo...

Ángel mío: me miras y no me ves, nunca podrás hacerlo. No te corresponde. Eso pensarías, de hacerlo. Pero no lo haces, lo pienso yo, sin desear que sea así. Menos, mucho menos me corresponde a mí enamorarme de ti. Te amo y me juego la vida; en razonamientos que, paradójicamente me ponen en peligro. Jamás lo sabrás. Y sin embargo lo evidencio en esta carta, pues no hay mejor forma de esconder un secreto que ponerlo a la vista de todo el mundo.

Dos orillas, unidas por la misma agua. Pero dos orillas, tú y yo. No conozco nada más de ti que tus ojos y tu nombre de querubín, tú de mí muy poco. Sólo ves mis cifras. Eres el imperativo de mi urgencia. ¡Tantas vidas sin ti y en esta, más lejano que una estrella! Eres el sueño incumplido de todas mis existencias. Apareces en todas ellas, intocable; el tiempo no tiene prisa en juntarnos. El tiempo no es una distancia ni una dimensión, es dueño y señor de mi alma. Te hace pasar a mi lado,nos junta en un mismo espacio y el tiempo, es quién te imposibilita a su antojo. Te he buscado en cada palabra, he escrito más de cuatrocientas cartas, creyendo conocer tu nombre. X te he llamado al no hallarte en el mundo. Y ahora que puedo pronunciar tu nombre, debo hacerlo en silencio.

Ángel (mío), ¡los sucedáneos del amor han sido demasiado numerosos en mis vidas, desangelados como la sacarina, amargos los caramelos.

Mis brazos extiendo hacía ti, en absoluta soledad y entre absurdos deshago recuerdos con recuerdos recientes (tu nombre; tus ojos), miedos con más miedos, mientras que mi esperanza por alcanzarte habría de ser más ciega que mi fe.

Recibe así cuanto pueda darte, no menos que mi corazón,

tuya por siempre sin que tú lo sepas,
C.

Comentarios

Entradas populares