sábado, 4 de mayo de 2013

Pensamientos sobre la vida, la muerte y lo que siempre es VIDA




Ningún espíritu que continúa siendo alguno de nuestros seres queridos, hará girar mesas, ni profetizará, ni obrará milagros, ni nos ayuda a encontrar tesoros, sino que únicamente se les permite pronunciarse en determinadas ocasiones (se lo permite Dios) para reparar un mal o una aflicción en nombre de éste y tan sólo en casos determinados. Quién piensa en milagros es o bien un ignorante o un charlatán. Toda adivinación y provenir tampoco es lícito, pues en principio debe estar oculto al hombre; solo Dios permite su revelación en casos raros y excepcionales. Si el hombre conociera su provenir no obraría con la misma libertad. Ningún médium, en servicio a Dios, debería jamás obrar en voluntad a su curiosidad o la de otros, por vanagloriarse de su facultad o por vanidad, jamás se deberá dejar arrastrar por tales cosas, ni poner ambición alguna en el asunto, porque terminaría para él y los otros en los más ridículos engaños. Cuándo Dios permite que un espíritu se pronuncie en beneficio de un bien o para reparar un mal, con un fin ÚTIL, lo hará siempre (hacía el médium) en términos claros y concretos al igual que si hablara un vivo (encarnado). 
******************************************
No debemos permitir jamás que nadie que acuda o se aleje de nuestra presencia se vaya sin sentirse mejor y siendo más feliz. Es ley de progreso, partiendo de la Verdad de que si algo no nos sale bien, es que aun no es el final de nuestro progreso…Ese progreso, esa perfección de nuestra alma se lleva a cabo en todas las existencias, estando encarnados o desencarnados, hallándonos en la vida material o espiritual. Nada sucede por obra de la coincidencia, todo tiene un sentido estricto, sobre todo la adversidad y el dolor. Es útil mirar atrás y tratar de detectar la utilidad de esas experiencias feas que no comprendimos en su momento, pero que luego fueron el inicio de las mejores cosas que nos han pasado. Muchas veces las ventajas de esas adversidades eran imposibles de detectar cuando se produjeron.
***************************
Cuándo queremos ser mejores físicamente, nos vamos al gimnasio, levantamos pesas y hacemos esfuerzos. Cuánto más esfuerzo, más fuerza.  La ley del progreso es lo mismo: cuánto más crezcamos interiormente a través de la EXPERIENCIA, tantos retos mayores nos planteará la vida. No debe asustarnos. Es como el deporte: sin esfuerzo no hay premio. Toda la negatividad, el mal es, en realidad algo creado por nosotros, por nuestras impresiones momentáneas. Los problemas vienen para ser superados y hacernos crecer. La Providencia nos pone las herramientas para cambiar las adversidades. No es de extrañar, pues, que aquellos que han venido a dar un salto mayor a su evolución espiritual, tengan mayores dificultades, mayores sufrimientos y mayores pérdidas que aquellos que se hallan al principio de su evolución, o por el contrario, ya hayan asimilado las lecciones mediante su experiencia. Es importante recordar que el punto más oscuro de la noche es precisamente aquel que precede al amanecer. Todo lo que nos toca vivir, bueno o malo, nos llega según nuestra necesidad de evolución. A mayor aceptación, mayor aprendizaje. Nuestra conciencia es sumamente poderosa. Debemos extraer la luz de todas partes y nuestra obligación mayor es, junto a ser felices, contribuir en todo momento a neutralizar la negatividad y ayudar con pequeños actos de caridad, generosidad y comprensión hacia los demás, elevar la evolución general, de los otros y propia.
***********************************
Que nadie piense que el AMOR es un estado contemplativo. Es la ley del universo. El principio de todo progreso. Y ese principio de Amor es meterse dentro de los otros, empáticamente. Comprender no sólo al prójimo, sino saber que también una hormiga es Dios, un perro, una araña, un microbio y un árbol. Hay que esforzarse constantemente en ayudar a desvelarse a los otros y revelar quién es uno mismo. Lleva su tiempo, no juzgarlo todo a cada instante. Lleva su tiempo, no buscar a Dios en las alturas, sino concienciarse de que Dios es Dios a través de su creación y de sus criaturas, por raras e incomprensibles que las veas tú. Dios no excluye ninguno de los tipos de estados existenciales. Dios experimenta a ser árbol a través del árbol lo mismo que experimenta a ser tú siendo tú. La idea “del diablo como contagio” es absurda y muy peligrosa. Deja de ser elitista. ¡Es horrible creerte en posesión de la verdad vital y en virtud de todas las cualidades! Nadie debe juzgar ni las creencias, ni los actos ni las palabras de nadie. Porque incluso lo que nos parece absurdo o malo, tiene su utilidad en el PROGRESO. Evitar a tu prójimo porque su manera de actuar o pensar te parezcan herejes o hasta diabólicas, es un terrible acto de negligencia con tu próximo. Perdona y ama a tu enemigo (aquel que te ataque o te ponga zancadillas). Acepta al incomprendido. Y ora por el asesino o el pederasta. Sólo la Providencia conoce su causa de maldad. Tu peor pecado es juzgar. Eso sólo le corresponde a la Providencia. Has venido a elevar las vibraciones de este mundo con tus actos. Cada vez que caes en la inactividad, en el rechazo de los otros, en el egoísmo o los prejuicios, estás caminando hacia atrás en tu progreso y en el del mundo. El arrepentimiento es el primer paso, pero tras ese, como dije, ¡no dejes arrastrarte por la inactividad! Como Lutero, pienso que todo “pecado”, todo “error” debe ser encomendado con un acto de bondad. Y recuerda que PERDONAR es GANAR. Tus peores frenos en ésta vida serán el rencor, el miedo, la vanaglorización y el ego. Trabaja activamente para derrotar a estos enemigos cada día y ganarás en VIDA y FELICIDAD  REAL.
***********************+
Recuerda cada vez que sufres y desesperes, cada vez que sientas no poder más, que Jesús te ganó en eso y se venció a sí mismo y todo tu propio sufrimiento en la cruz. Antes que tú él ha sufrido.
************************************

Atiende a todas las criaturas, personas y almas. Esto incluye de igual modo a los que hayan dejado aquí su cuerpo físico. A menudo éstos se lamentan de que sus seres queridos no les hablan, no le tengan ya en cuentan e incluso les olvidan. Es un error. Doy fe. Ellos agradecen la oración, que les habléis en voz alta, pues más a menudo de lo que pensáis están con vosotros, ayudándoos y empujándoos en vuestro camino; preservándoos de peligros y asistiéndoos en pruebas con el permiso del Altísimo. Nadie muere jamás. Sólo deja aquello que le haya servido para conocer la existencia que ocupa, en esa existencia. Somos almas con cuerpo sólo aquí. En esencia, somos almas. Esa es nuestra real naturaleza. Si tú sientes desesperación al ver morir a tu padre, hija o familiar; ellos sienten lo mismo cuando tú –creyendo su fin- te apartas con el corazón y la mente de ellos, creyéndole muerto. Les duele esa separación. Por eso es importante que les digas a menudo, en voz alta, que les quieres, perdonas y recuerdas. Ten por seguro que te escucharán.
******************************
Siendo nuestra vida un aprendizaje continuo, ¿tendría sentido “desaparecer” tras la muerte física?
************************+
La verdadera religión es esa que te hace razonar conforme tu intuición más profunda dentro de ti. El AMOR hace recordar aquello que con el saber acabas olvidando. No eres mejor para Dios por creer o no creer en él. Le demostrarás que lo haces y confías en él mediante tu caridad, tu afecto, tu altruismo y tu ausencia de prejuicio hacía los demás. Es ahí cuando te pruebas ante Dios, aunque pretendas negar sus formas interpretadas por las religiones. La verdadera conversión de vida implica la plena confianza en Dios, no a través de la creencia ciega sino en razonar los beneficios de la práctica plena de la misericordia con el prójimo.
********************************

Dios, que envió a Cristo para salvar a los hombres, probando de este modo su amor hacía las criaturas, ¿nos hubiera dejado en el desamparo? De ninguna manera. Cristo es el divino mesías, enviado a los hombres para enseñar la verdad y mostrarles su buen camino. Pero desde que él vino, ¡contad el número de los que han podido oír su palabra! ¡Cuántos han y habían muerto sin conocerle! Y entre los que lo conocen, ¡cuántos hay que no ponen en práctica su doctrina! ¿Por qué Dios, en su cuidado por la salvación de sus hijos, no les enviaría otros “mensajeros” a lo largo de los tiempos, que a ejemplo de Jesús, y penetrados en los más humildes aposentos, dirigiéndose a todos, a grandes y pequeños,  a sabios e ignorantes, a bondadosos y crueles, enseñaran la verdad de Cristo a los que no la conocen para rescatarla de su propio interior,  la hicieran comprender a los que no la comprenden porque se han perdido entre las doctrinas, y suplieran con su enseñanza múltiple y directa las insuficiencias de la propagación del Evangelio y apresuraran el advenimiento “del reino de Dios”? Y cuando estos mensajeros llegan a esos otros, abriendo los ojos a los ciegos, consolando a los afligidos, todo a ejemplo pleno de Jesús, obrando en la caridad, la humildad y la abnegación, vosotros los rechazáis y repudiáis el bien que hacen alegando que son demonios o que obren en sus causas? Tal era también el lenguaje de los fariseos respecto a Jesús, porque ellos también decían que hacía el bien por el poder del diablo. ¿Qué les respondió?
“Reconoced el árbol por sus frutos”.
Pero para ellos los frutos producidos por Jesús eran malos, porque venía EL a destruir los abusos y a proclamar la libertad que debía arruinar sus autoridades; si hubiera venido a lisonjear su orgullo, a sancionar sus prevaricaciones y a sostener su poder, hubiera sido a sus ojos el Mesías prometido por los Judíos.
Él estaba solo, como lo está la médium Anne Germain, como lo estamos tantos..Él era pobre y débil; le hicieron perecer y creyeron matar su palabra; pero su palabra era divina y le ha sobrevivido. Sin embargo, se ha propagado con lentitud. Y después de dieciocho siglos apenas es conocida por la decima parte del género humano; y cismas numerosos han estallado en el seno de sus discípulos. Entonces Dios, en su misericordia, envía espíritus a confirmarla, completarla, ponerla al alcance de todos y derramarla por la tierra.
Si. Cristo era, en efecto, el Mesías divino, si, su palabra ES la Verdad; sí,  las religiones fundadas sobre esta palabra serán inquebrantables, pero con la condición de seguir y practicar su sublime doctrina y no hacer de Dios justo y bueno, tal como Él nos lo reveló, un Dios parcial, vengativo y despiadado.
Todos aquellos que están malinterpretando el Deuteronomio, la suprema prohibición de Moisés, y no hayan entendido su real mensaje y su interpretación en ESTE tiempo, les señalo aquí ésta interesante parte del Deuteronomio, cap. XVIII, v.1 y 2: “Ningún sacerdote poseerá los bienes de la tierra, y no tener parte en ninguna herencia, porque es el mismo señor su herencia”.
Las almas que permanecen en las moradas adjudicadas por Dios, no son escuchados por nuestra curiosidad (la de los “médium”), sino que cuando puedan pronunciarse son escuchados por afecto, simpatía y con un fin ÚTIL, en servicio a Dios y humildad suprema. No hacemos invocaciones ni obramos con ligereza. Porque alguien esté en otra realidad inadvertida desde ésta, no significa que no exista. Si nos habla, le escuchamos en el DISCERNIMIENTO y en nombre de Dios. El AMOR es la causa que une a todos los seres de todas las existencias. Recordemos a Jesús cuando nos hizo saber que “En la casa de mi Padre existen muchas moradas”. Existen muchos mundos y criaturas en diferentes consistencias y naturalezas. Decir que el Amor termina con la muerte de un cuerpo concreto es totalmente absurdo.

He aquí por qué he resumido todo esto y por que los más humildes me van a comprender.
(Sub umbra floreo: C. Bürk)

“¿Sabéis por qué me gustan tanto los libros? ¿Escribirlos, leerlos? Porque son lo más semejante a resumir en un pequeño volumen muchas vivencias, un poco como todas esas que nos hacen falta vivir, en tantas y tantas existencias, para llegar vivir a través de la EXPERIENCIA y así perfeccionar nuestra alma en y por el Creador. Llegar a ser lo que estamos destinados a ser. Los libros me acercan a muchas existencias, experiencias ajenas y me aleccionan para comprender la EXPERIENCIA, tanto mía como la de los otros seres. Más de un error me han ahorrado…La vida es como los libros. Tendréis que leer muchos si no prestáis atención a cada frase, fea o bonita, que os enseña el camino. Por ello es tan importante aprender de las acciones, de nuestras emociones para perfeccionarnos. Para Dios en los otros. Esta es la suprema ley de progreso. Los libros son una llave para las puertas en el camino. Nos vienen a recordar la experiencia singular de los otros”. 
(C. Bürk)

 **********************************************

Funny people are honest people; sure. I admire funny people and risk takers. I remember thinking back then how courageous I was to leave my other ways with a big smile in my face and no fear, for another, full of unknowns. Now, years later, my leap of faith has proven worth the gamble, and I’ve just can life my life for the others. That was my dream since I was a little girl. Speaking of adventurous souls, I’m in awe of the people who have made “careers” in life for being and giving the best to the other humans, like mother Teresa. She’s my biggest example. She was always laughing and never afraid to give it all to the others. (Claudia Bürk)

Dedico éstas reflexiones con todo mi ser a Anne Germain. Además de ella, a todos esos que son perseguidos e incomprendidos por sus diferencias o peculiaridades. Se lo dedico a Fernando Vázquez y a su hermano Santiago, por creer en la Verdad y luchar por ella. A Ricardo Muñoz, por comprender lo esencial. A Nadia González García por ayudarme a difundir la verdad. A Josep Mª Clop, por su capacidad de comprensión y avance vital. A José Muela, por su apoyo y caridad absoluta. A Antonio Domingo Maestre, por aparecer según la Providencia. A Ester Jiménez y José Luís Gutiérrez por ser mis amigos por encima del tiempo y de las dificultades. A Paqui García pues ella sin duda, es probada. A Lola Monreal, en iguales condiciones, por no rendirse, a Isa Jiménez por ser bastón para los otros. A mi familia y a todos esos que omito por falta de espacio, a todos los que trato en ésta vida y en las otras.







3 comentarios:

  1. Gracias por incluirme en los agradecimientos. Me gusta tu nueva forma de pensar, el pensamiento es como el agua encaja bien en cualquier lugar que se posa. Excelente!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, querida Claudia, por incluirme en tus dedicatorias. Veo que sigues en el camino del conocimiento, la sabiduría y la perfección. Siento que, alguien como tú, que sostienes tanta lucha y esfuerzo por ser cada vez mejor persona, mejor ser humano, tiene que encontrar un día, al fin la luz definitiva, la plenitud, en la que ya no existan las dudas, ni el esfuerzo.

    Es un honor para mí, que me hayas tenido en cuenta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Todos y cada uno, algunos más tarde, otros antes, están en esa luz. Es el destino de todos los seres, Isa. Te quiero con todo mi corazón, ¿cómo no iba a tenerte en cuenta?

    ResponderEliminar