Todos somos Clarividentes-Claudia Bürk

Frente a la Mater



¡Cuantos huecos en el corazón, vistos en el mundo, en las gentes!
¡Cuánta estrechez en nuestras frentes!
Cuando nada adquiere consistencia, cuando todo es hueco que del absurdo emana, ¡cuánta paz da un gato! ¡Ver un árbol balancearse suave en el viento a través de la ventana!
¡Cuánto sentido en la naturaleza vacía de hombres! Dónde todo comienza y todo acaba...
Qué lejos, qué terriblemente lejos tengo que sentirme a veces de mis semejantes; cuando también formo parte de todos sin ser nadie. Sin ser nada.

Porque, ¿qué soy? ¿Quién frente a la Mater? Una llama consumiéndose sin dejar rastro ni huella, mientras ella observa, en la anarquía de sus argumentos, desde sus verdes rincones.Impasible y bella. Majestuosa y severa. Da y quita la vida. Da y quita el razonamiento. Todo es nada.

¡Cuántos huecos en el mundo! ¡Qué profundo es el agujero!
Si no vuelvo la cabeza hacía los verdes prados; los olmos mecientes, el nido del pardal trabajado con esmero.

Mi vida humana; como el tronco altanero, erguido y ciego...
Fue tallado por ignorado carpintero que no quiere ver mis huellas por el suelo.

El árbol del mal es el árbol del bien. Yo la lisiada criatura que no sabe ver.
Empero, el lírico jilguero todo lo entiende bien...

Sub umbra floreo: c.bürk

Comentarios

  1. Por algo todas las referencias a la espiritualidad se ilustran con fotografías de paisajes. Hace tiempo vi un documental titulado ¿Qué es Dios? Se exploraban varios conceptos. Dos me marcaron: Dios es la Tierra y Dios es un negocio. Si tuviera qué elegir con cuál me quedaría, elegiría el primero.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares