Todos somos Clarividentes-Claudia Bürk

Homenaje a Kaluza y Klein

Todo el mundo habla de dimensiones. De diferentes dimensiones que puedan o no puedan existir. Muchos físicos, motivados por la posible existencia de una o más dimensiones paralelas que pudieran explicar el orígen del electromagnetismo, osaron defender teorías dispares al respecto. Einstein, Kaluza y Klein etc...Sin embargo, al igual que Kaluza y Klein, estoy convencida que esas dimensiones son tan pequeñas que no pueden ser percibidas de modo alguno. Porque en física, entiéndase, cuando se habla de dimensiones superiores a la tercera, siempre se habla de campos cada vez más diminutos. ¿Caberían, por tanto, mundos enteros en una micro partícula? Yo estoy convencida que sí. Que los mundos distintos son cuestión de tamaño. En ese escenario, como digo, estos físicos que nombro imaginaron a esas otras dimensiones tan diminutas como para escapar de cualquier invento de detección creado por el ser humano. Nuestro universo podría haber sufrido una transición a modo de que, como en un mundo plano, donde todo se oprimió, hasta reducirlo a un cuadro plano. Debido al nuevo tamaño de esa dimensión, nadie apreciaría el restante estado de las cosas. Como Klein y Kaluza (por cierto; me comentan varios físicos titulados que en la Universidad no se enseñan sus teorías; qué cosas....) pienso que somos seres que vivimos aquí pareciéndonos todo tridimensional, pero podríamos ser catridimensionales o quintidimensionales, capaces incluso de estar en tales dimensiones sin percibirlo desde "aquí". La teoría de cuerdas luchó tantísimo (y yo con ella) por describir todo lo que habita en el universo, que ésta noche inevitablemente he querido acordarme y brindarles homenaje a los señores Kaluza y Klein de los que tanto aprendí. (Siento si hay faltas de ortografía, al final escribí esto directamente aquí por impulso...
C.Bürk.

Comentarios

Entradas populares