Ventanas afuera


Ventanas afuera amanece,
una madrugada más.
¿Tal cómo ayer?
No, ¡como jamás!

La obscuridad, lenta, se desvanece.
Un poco se resiste,
al poco, con más fuerza
casi luchando a muerte.
Solloza, herida de luz padece
en boca de un ave gimotea desconsolada.
Maldiciendo su negra suerte,
De poco le sirve ser alada,
¡el Alba la vence!

El Alma
A la soledad abrazada
El cielo contempla.
Suplica al Alba respuesta,
¡una simple palabra!
Suspira, una, ¡mil veces!
Henchida de clara esperanza;
Se pregunta, ¿la mereces?
Anhelando ser libre, ilusionada.
¡Que la herida cicatrice para siempre!
Ya ha pagado con creces…

Sub umbra floreo: c.bürk
Madrugada del 30 de Septiembre de 2014

Comentarios

  1. Simplemente maravilloso, sueña, se libre, qué las heridas cicatrizarán

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares