La causa de todo lo que ocurre ahora mismo: sismos, terremotos, revueltas. Un hecho científico y de fe.


La inversión de los Polos Magnéticos se está ralentizando, con lo cual nuestro campo magnético terrestre es cada vez más débil. Las tormentas solares aumentan, los sismos por todo el mundo también, en 2013 tendremos la mayor actividad solar. Nuestra atmósfera estará lista para recibir y atraer impactos de meteoritos, lluvias de protones y fotones. Para los científicos de ahora, la historia geológica de la Tierra es un libro abierto. Allí estuvo escrito que en 4.5 millones de años la Tierra pasó por lo menos catorce veces por inversiones de sus polos magnéticos.
Nuestro planeta alterna su polaridad cada vez que completa un ciclo. Algunas veces los polos magnéticos de nuestro planeta están alineados como nosotros los vemos  ahora, y en otras, están invertidos. Esto tiene que ver con la dirección en la que rota la Tierra alrededor de su eje. Por otro lado, la velocidad de rotación es variable y no previsible. Según cómo se efectúe este cambio,  los campos magnéticos serán más o menos intensos. Si el cambio de polarización es rápido, el campo magnético estará más fuerte, pero si por el contrario, como ocurre, se efectúa lento, el campo queda debilitado. Entonces ocurre que la protección frente a los rayos solares queda disminuida, así como acabo de mencionar, deje pasar todo tipo de materia y meteoritos. Lo sabemos porque nuestros días ahora son más largos, sin embargo nuestra percepción temporal hace que sintamos el tiempo como más huidizo. Pues nuestra manera de percibir el tiempo depende de la “entonación de nuestras células vitales con el pulso de la tierra que está acelerado” (Os recomiendo buscar en internet “La Frecuencia Schumann").
Ahora mismo estamos en la antesala de un suceso magnánimo, pues la inversión polar sucederá íntegramente antes de finalizar el año 2012 (no lo digo yo, lo dicen los científicos de todo el mundo). La tierra por ahora sigue rotando sobre sí misma, pero más lenta, sin embargo, se detendrá en un estado nulo. (Durará alrededor de tres días) hasta que finalmente, la tierra volverá a girar pero será en sentido adverso. Con lo cual lo que era el polo sur, será el polo norte y viceversa. Lo malo del asunto, es que durante esos tres días que ocurra el “estado nulo”, la mitad de la  tierra quedará expuesta al sol, con lo cual la mitad de la tierra tendrá un día que dure tres días y la otra mitad una noche que durará tres días. Los que hemos estado atentos a las escrituras antiguas, sabemos que en varias de ellas se están relatando experiencias similares, las cuales nos indican que  este mismo fenómeno ya se ha vivido por nuestros ancestros. En la biblia podemos releer como “Josué venció a continuación a una alianza de cinco reyes amorreos que pretendían atacar a los gabaonitas; durante la batalla, para ayudar a los israelitas, Yahvé hizo que el sol se "detuviera" en el cielo (JOS 10:13)

En papiros egipcios nos hablan de días tan largos que “el sol salió primero por occidente y se ocultó por oriente, y luego, sin que mediara la noche, salió por oriente y se ocultó por occidente.” Los mayas y los antípodas peruanos asimismo, por la misma época, experimentaron una noche en la que no hubo amanecer por varios días.

Esos tres días en que nuestro planeta vaya a permanecer quieto serán los más hieráticos que haya vivido el hombre desde su creación. Y aquí mi mensaje para los catastrofistas: no moriremos, pero viviremos un cambio en nuestra propia materia (recordad que tres días necesitó Jesús para transformar su carne mortal en un cuerpo de luz). Nuestro planeta tierra se colocará en una posición más elevada y diferente, como ya ha venido ocurriendo, cambiando así también nuestra percepción de dimensionalidad. Todos y todo está interconectado con los procesos naturales. Estamos viviendo estos cambios en la política, en nuestro propio comportamiento, con nuestros semejantes, notamos “que algo se cuece”, todos haremos “el cambio a la vez que lo hará la naturaleza”. No tenemos nada, pero que nada que temer. La ciencia y la fe son distintos idiomas, hablando de lo mismo. Yo confío al 100% en mi creador. Soy creyente y eso no me impide analizar hechos físicos con detenimiento. He comprendido, en la medida de lo posible, la grandeza del asunto, y no tengo miedo. Lo que acabo de exponer no es ciencia ficción, es un hecho totalmente real y comprobado que está sucediendo ya.

¿Hecho catastrófico? ¿Existen realmente los hechos catastróficos? No, porque aquellos que tenemos almas científicas pero creemos firmemente en Dios no tememos, pese a conocer lo que se avecina. Dios jamás permitiría nuestro fin.
>Sub umbra floreo: C.Bürk

.

Comentarios

  1. Ya estamos viviendo cambios importantes. Seguro que lo que viene es tan interesante como lo que estamos viviendo.

    ResponderEliminar
  2. De todos los fenómenos el único que podemos relacionar con el cruce del plano galáctico (el 21 de Diciembre de 2012)es la inversión de los polos. No obstate el substrato de magnetita del fondo Atlántico parece indicar que el fenómono, de producirse es algo muy rápido. claro, que queda por aclarar lo que significa rápido relacionado con sucesos cuyoa última modificación fue hace más de 2000 años.
    Respecto a las tormentas solares hay que aclarar que acabamos de salir de un inusual periodo de inactividad solar que ha durado más de 8 años, así que la actividad actual es normal. Lo que sí asustaría sería una tormenta solar como la que se produjo a comienzos de los años cincuenta del pasado siglo, hoy sería catastrófica para todos los aparatos electrónicos.
    En el ámbito de teorías más esotéricas fundamentadas en todo este maremagnum científico, se habla de 7 años de reveldía planetaria, con su centro el 21/12/2012. Así visto estamos en mitad de la subida. En poco más de cuatro años estyaremos a salvo... los que quedemos.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto el cambio de polos magnéticos no tiene nada que ver con la rotación planetaria, sino con el fluído en estado plástico del NIFE y su ferromagnetismo. De hecho el fenómeno de inversión de polaridad se ha estudiado recientemente en la Universidad de Berckeley y no es algo tan anormal ni tan traumático. En nuestro caso será de inversión inducida. El peligro está en las fisuras del manto terrestre que pueden terminar por generar un aumento de la actividad magmática y, por ende, de toda la tectónica. Es decir, que en los proximos años las erupciones volcánicas y los terremotos serán bastante más habituales (según algunos cálculos entre un 15 y 25%, pero eso ya me parece mucha especulación).

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares