Todos somos Clarividentes-Claudia Bürk

Indicios de esperanza (Parte dos)



¿Hasta cuando todo esto? Es entonces cuando la imaginación humana busca soluciones imposibles, como mucho temporales e ineficaces. Una de ellas quizás sea en breve la aparición de un personaje muy aceptado universalmente y que este fuera capaz de establecer la paz y armonía de las naciones. Un personaje que nos conquistará con admiración y carisma y que cuando pida a los hombres que vivan en paz y armonía, nadie desobedecerá y le creerán.

Pero sabemos por la Biblia que ningún ser humana será capaz de algo así. Al contrario, es clara cuando dice “Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones no tenéis necesidad, de que yo os escriba. Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del señor vendrá como ladrón en la noche; que cuando digan: “Paz y seguridad” entonces vendrá sobre ellos la destrucción repentina.”

¿Quién será, pues, ese personaje carismático que aparecerá?
(El Anticristo usará esta (falsa) paz y destruirá a muchos (Daniel 8:23-25). Con todos los problemas que enfrenta la humanidad, las multitudes van en busca de un salvador para marcar el comienzo de la paz y la prosperidad sin responsabilidad moral. El Anticristo prometerá al mundo e Israel una paz si le siguen, pero sus intenciones son siniestras.
En los últimos días Israel tendrá un tratado de paz que el Anticristo confirmará y luego romperá (Daniel 9:27).  En la actualidad, todos los gobiernos del mundo están luchando por un tratado de paz israelí.)

El grito desesperado del ser humano, exclama: ¿Qué hago? ¿Qué haré? ¿Adónde me lleva esto? Pero en medio de ese torbellino yo hoy os invito a escuchar la mansa voz de Jesús de Nazaret “La paz os dejo, la paz os doy, yo no os la doy como el mundo os la da. No se turbe vuestro corazón, ni tengáis miedo”. Y en estos tiempos que vivimos no puede haber invitación más dulce.

¿Aceptáis esa invitación? La respuesta es solo vuestra, únicamente.

Se está haciendo de noche. Mi mensaje es de urgencia. Nada sucede por casualidad. Todo fue escrito y anunciado. Jesús en el monte de los Olivos explica a sus discípulos qué señales advertirán al ser próxima su venida en el futuro. Entonces Jesús les diseña un cuadro con palabras de la situación mundial que precederá a su retorno.

Mi urgencia de transmitiros este “mensaje” nace del peligro. Pero es un mensaje de esperanza. La esperanza de un nuevo día tras la noche larga. Las tinieblas que nos rodean, nos alarman, pero son la evidencia del retorno de Jesús. No hay nada que temer. Cuando más densa la oscuridad, más lejano se halla el nuevo día. Podréis disfrutar de nuevo de la luz, podréis sentir ya los rayos cercanos del sol de mañana en vuestros corazones. Estaréis a salvo.

El templo fue destruido pero al tercer día reconstruido.

La noche de este mundo está cerca. Hay tristeza en el aire, dolor, desesperanza. Hay veces que tenemos la clara impresión de que todo se vaya a perder, que no hay esperanza. Es sólo una impresión. ¡No es verdad! La noche de este mundo acabará pronto, es temporal y el sol se redibuja en el firmamento. Es Jesús de Nazaret que viene a buscarte de su mano.

Pero antes, antes de todo esto, aparecerán los mensajes falsos. La diversidad de creencias, un caótico coctail de mensajes a los que nos piden que prestemos atención. San Mateo 24: 24 nos lo dice “Se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos”.

Aparecen gentes que se consideran enviados por Dios para ofrecer a los hombres soluciones instantáneas. Venderán promesas. Alegarán que las bendiciones sólo las recibe quién tenga fe y la fe se mide por la obediencia y el dinero ganado. Incluso citarán a la Biblia para afirmar que nadie hablaría así si el Espíritu Santo no estuviera con él.

En estos tiempos de oscuridad, se preparan engaños tan bien armados que incluso afectarán a los “escogidos”. ¿Pero quién estará tras ese engaño y cómo va a suceder? En la Biblia encontraremos sinceridad, porque Dios Padre no dejaría sin orientación a los que le siguen con toda su alma y que deseen encontrar la verdad entre verdades aparentes. En el libro del Apocalipsis encantaremos al maestro de todos los engaños, el que arrastró una tercera parte de los ángeles del cielo consigo, usando la seducción y la mentira. El que engaña al mundo entero, porque es su especialidad.

La batalla final que menciona el Apocalipsis no será una batalla con misiles y armas. No será Occidente contra Oriente, ni socialismo contra capitalismo. La última batalla será la de la realidad sobre la ficción, entre verdad y mentira, entre el bien y el mal. Y el campo de batalla será el corazón humano.

Preparo una tercera parte de este escrito, si os apetece seguir leyendo. Aquí estará en breve.

Claudia Bürk

Comentarios

  1. Con todo respeto hacia tu creencia y maravillosa persona, pienso que la esperanza no esta en los dioses ni sus libros, esta en nuestro "ORIGEN" y (nosotros mismos) cuando empece a leer tu blog, recorde el que hice hace tiempo y que hoy ya no es ninguna novedad, te dejo el link.http://despertandoconcienciaparael2012.blogspot.com/. estoy en el face por si gustas intercambiar informacion. Atte. LUIS ALFONSO TREVIÑO AGUILAR...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares