Todos somos Clarividentes-Claudia Bürk

Poema desesperado


Poema desesperado

Una negrura formidable,
difunde mi noche asoladora,
asciendo a un cielo inhabitable
que en su obscuridad me devora.
Mi luz antaño inagotable
brilla debil desde la aurora,
que no temí la mano obscura
alivio liviano de mi alma impura.

Me hallo en el cautiverio
de la enlutada y funesta ribera
negras fluyentes del infierno imperio,
por Dios castigada en saña fiera,
ardo en llamas de fuego y vituperio,
el mundo tierra forastera,
la vida en melancólicas escenas
entre espinas, grilletes y cadenas.

Sub umbra floreo: C.Bürk.

Comentarios

Entradas populares