Todos somos Clarividentes-Claudia Bürk

X; tu nombre me duele.

Hallado e inalcanzable X

El amor es la mayor inspiración para el escritor...

TU eres mi musa. El amor de mi vida. Mi Dios aquí en la tierra. Nada, comparable a tus manos avistadas desde lejos, ni nada igual al manso tono de tus ojos. Da miedo pronunciar tu nombre. Duele en mi garganta. Duele en mis oídos.Tanto, que duele como jamás comprendí que pudiera doler un dolor. Tanto, que me callo con el silencio de las estrellas.

Son tantas cosas que me callo mientras te hablo, son numerosos mis escudos, incontables mis lanzas, ironías todas...
¿Dónde estás ahora? ¿Con quién estás en estos momentos, X? Imagino, me lamento, decaigo.

Mucha gente piensa que el amanecer de los sueños nunca se alcanza en ésta vida. Yo sé que se equivocan. Yo te tengo conmigo, sé que no me abandonarás, por muchos cuerpos que ames, beses y abraces.Esta noche te siento lejos. Y te siento lejos, aun estando vivo. Mi impotencia es absoluta.

Tu mirada me alcanzó desde tu ausencia, de pronto, inesperadamente, para coquetear con las ansias de mi alma muerta en mí. Me convidas a lo extraordinario, llamándome y duele como una daga.

Desde aquí quisiera poderte ofrecer mi paradisíaco cielo, sin embargo la imposibilidad que me produce mi situación en abstracta contradicción con mi alma, me mantiene prisionera en las sombras y debo esconder mis deseos propios.Mi vida no es mía: pertenece a personas con nombres y apellidos.

Te miré desde aquí con la mayor de las admiraciones, te observé con mi mejor respeto; vivo a tus pies, mientras juego a sobreponerme a tus ojos con ironía y ahora ondeas en la superficie de mis pupilas, dibujado cual gota de lluvia celestial; salpicado como una lluvia de estrellas en el firmamento.

Me siento morir de amor...
e

El destino me llevará a ti quizás en otro lugar, otro tiempo, quizás hacía aquí, mi cárcel.

Tu: toda mi alegría, toda la saciedad de mis sentidos y ansías. Todo mi júbilo es sentir brotar la vida de tu voz, de tus cartas y cuanto aportas a este mundo. Mi existencia te aguarda para llenar todos sus caminos con tus palabras que son las mías para siempre. Espejo, te nombro. Espejo de mis días y de mis noches. En ti me sostengo, desde ti me renuevo. Me devuelves a mis ojos con tu reflejo.

Tus ojos, espadas dolorosas dentro de mi carne, luz abrasante en mis sombras.

Todo tú en el espacio lleno de sonidos . Tú, en la sombra y en la luz. Tú eres la clave secreta de mis minutos. Tú, la contraseña. Tú eres todas las combinaciones de números. La vida. Renacer. Ser yo misma.
Mi deseo es entender los espacios, el universo y las formas. Tú lo llenas todo y yo te recibo. Tu existencia recorre el espacio y llega a mis células que son astros por ti iluminados, ¡por ti, mi luz, por ti!

Viviré dándote las gracias.Adorándote, admirándote.Te irás, -tus pasos vivos y ligeros- y ni recordarás que hevivido. Pero yo moriré pronunciando tu nombre, Miguel Ángel.

Todos mis pensamientos van dirigidos a ti, mi eternamente querido, como tambien van a ti mis vivencias y cada una de mis ilusiones, ahora alegremente esparcidas, otras tristemente contenidas, esperando saber si el destino escuchará mi plegaria para hacer frente a la vida al no tenerte cerca.

¿Pero qué importa? Si estoy resuelta a ser errante, hasta que pueda volver a tus brazos y decirte que solo contigo está mi hogar. Porque tan solo en tus brazos, puedo dejar que mi alma flote hasta el reino de las almas bendecidas.

Ningún otro hombre, ningun otro ser podrá jamás poseer mi corazón, nunca, nunca, ¡Nunca! Y mientras, tú poseerás corazones y cuerpos sin llegar a mí.

X es humano, y quizás esta misma noche esté en brazos de otra.

Oh, que continuaré amándote. Nunca juzgues mal a este, mi corazón por esconderse en las ironías, que no hay más egoismo ni maldad en ellas que el hecho de pensarte.Son las ironías, burlas del alma destrozada, abrasada su última deuda a la razón para no sucumbir ante la realidad. Y recuérdalo siempre: la ironía es laprofunda aflicción que nopuede ya llorar (agotadas las lágimas todas) y sonríe.

Esperando que descubras mi verdad entre designios...

Entregada a la verdad, amándote sin fin,

C.

Comentarios

Entradas populares