Todos somos Clarividentes-Claudia Bürk

Entrevista a Carlos Soriano (Fotógrafo y colaborador del equipo de investigación de misterio CLAVE7

Entrevista a Carlos Soriano (Fotógrafo y colaborador del equipo de investigación de misterio CLAVE7
Por Claudia Bürk
Nota: Carlos es además el administrador de mi blog y de mi página web.

¡Háblanos un poco de ti, Carlos, para empezar!
Nací un verano de 1976 en Tenerife. Por lo que se ve ya notaba que empezaba el calorcito.  Estudié Administración Comercial en el I.E.S. Cesar Manrique. No puedo decir que fuera un buen estudiante. Siempre despunté más en ciencias y letras que en números. Si, toda una contradicción. Trabajé durante doce años en la administración de una empresa local, dedicada al ramo alimenticio.
Soy un apasionado de la astronomía, de la antropología, de la arqueología, de la zoología. Pero como es lógico, el que mucho abarca…
Hace relativamente poco tiempo que he salido “al mundo” en cuanto al misterio se refiere. Actualmente participo en un programa de radio que se emite cada semana, En los Límites de La Realidad, “hijo predilecto” del grupo de investigación Clave7, al que pertenezco.
¿Desde cuándo te vienes interesando por el mundo del misterio y de los enigmas? ¿Y cuando comenzaste a dedicarte profesionalmente al tema?
Creo que me interesaron los misterios desde que tengo uso de razón. Soy un forofo de la Ciencia Ficción y me empape de pequeño de películas clásicas en blanco y negro, muchas de ellas rodadas en los años 50. Ni que decir tiene por tanto que mi enigma favorito es el fenómeno OVNI. Solo que mi familia no poseía un gran poder adquisitivo y por tanto no pude conseguir publicaciones hasta bien entrado en la adolescencia. El primer libro que leí fue El Misterio de UMMO, de Antonio Ribera, que tuve que devolver sin haberlo terminado a aquel amigo que me lo prestó. Tenía unos 10 años. Aun conservo el primer magazine que pude comprarme titulado Biblioteca de lo Desconocido. Un libreto tamaño folio, pero de escasas hojas, por supuesto sobre OVNI. Luego empecé a coleccionar recortes de prensa sobre todo lo relacionado con este tema. Más tarde llegaron los libros, ediciones de bolsillo siempre. Y casi sin darme cuenta… descubrí la radio.
No puedo decir que me dedique profesionalmente a esto. No es una profesión. Es más bien una filosofía de vida. Una forma de concebir este universo, el que vemos y los que no. Formo parte del grupo de investigación Clave7 desde hace algo más de un año. Hasta entonces no era otra cosa que un “ratón de biblioteca”. Datos, datos y más datos. Hasta que me cansé de “que me lo contaran” y decidí experimentarlo yo.
¿Qué es exactamente CLAVE7? ¿Cuáles son tus ocupaciones y responsabilidades en el grupo?
Clave7 es un equipo multidisciplinar que se dedica a la investigación y divulgación de todo tipo de fenomenología llamada paranormal. Estamos en trámites de legalizarlo bajo el nombre la Sociedad Española de Investigaciones Parapsicologías Clave7, en sus siglas S.A.I.P., en recuerdo a la figura del investigador icono de nuestra tierra, Paco Padrón, quien fundó una sociedad bajo el mismo nombre en los años 70.
Clave7 es investigación crítica y totalmente alejada de cualquier fanatismo. No nos gustan los extremos. Sabemos que muchos son los sucesos que antaño se sumaban al saco sin fondo de lo paranormal y que hoy aparece en los libros de ciencia como algo perfectamente posible y cotidiano. Para ello nos desplazamos allá donde nos soliciten o donde el misterio nos llame. Si existe una causa paranormal, lo contaremos. Y si no es así, también lo contaremos. Nuestra misión es descubrir que hay detrás de estos fenómenos, tengan o no tengan explicación.
Pero en la más pura esencia, Clave7 es una familia. Somos un grupo humano y eso se refleja en todo lo que hacemos. En el trato con los testigos, con los colaboradores y amigos. Y también en la radio. En nuestro programa “En Los Límites de La Realidad” tratamos de contar de una forma muy llana, muy sencilla, muy cercana, todos aquellos temas que hayan hecho alguna vez mella en la curiosidad humana.
Y no puedo dejar de lado a nuestra “niña bonita”. La Revista Digital Clave7, de edición bimensual, en la que tenemos la suerte de contar con numerosos investigadores y divulgadores de toda materia: Ufología y fenómenos paranormales, leyendas, personajes históricos, ciencias, medicinas alternativas, enigmas del pasado…
En cuanto a mi cometido, puedo resumir diciendo que soy muy inquieto. Soy el fotógrafo del grupo, además de redactor y administrador de nuestro blog. Redactor y documentalista también de nuestro programa de radio, en el que participo además como comentarista cada semana. Redactor, editor y maquetista de nuestra revista digital. Y administro también los grupos y páginas que tenemos en las redes sociales más conocidas, que usamos para estar en contacto con los colaboradores, lectores y oyentes, con lo que una de mis funciones es también la publicidad.
¿Cómo crees tú que se ve la etiqueta de “Divulgador de misterio” desde fuera de vuestro entorno? ¿Y como se ve desde dentro?
Han cambiado mucho las cosas desde que me empecé a interesar por estos temas. En estos momentos esa “etiqueta”, como bien dices, está muy usada. Denostada en algunos círculos, me atrevería a decir. Y al mismo tiempo parece ser un rango que cualquiera puede esgrimir como estandarte. Llevo poco tiempo en el ámbito de la divulgación, y no creo ser el más indicado para decir esto. Pero no por saber escribir o por tener la posibilidad de hablar frente a un micrófono, uno se convierte automáticamente en un “divulgador”. La otra conocida etiqueta de “mundo del misterio” ha vendido mucho de un tiempo a esta parte y alguno hay que la ha utilizado para, simplemente, hacer dinero. Tanto aquellos que la han usado en pos a unos supuestos fenómenos paranormales, como los otros que la han usado para desacreditar el “trabajo” de los primeros.
Me consta que vuestro blog y programa de radio CLAVE7 son consultados y escuchados por miles de usuarios en internet. ¿Cómo valoras eso?
Mucha es la gente que se hace preguntas. Mucha es la gente que cree que existe otra posibilidad, otra forma de interpretar la realidad, siempre relativa. Mucha y por fortuna, es la gente que siente curiosidad como nosotros.
Por tanto se trata de una ecuación simple: si conseguimos satisfacer su curiosidad, es que algo estamos haciendo bien. Procuramos que nuestro blog y nuestro programa estén alejados de dogma alguno. Solo contamos lo que se cuenta, planteamos nuestras teorías e invitamos a nuestros lectores y oyentes a que piensen por sí mismos. No nos creemos poseedores de verdad alguna, más allá de nuestras propias convicciones fundamentadas, eso sí, por vivencias personales. En mi caso, pese a la más que posible arrogancia de alguno de mis comentarios, siempre dejaré bien claro la diferencia que existe entre lo que “creo” y lo que realmente se.
¿Consultas y escuchas, aunque sea ocasionalmente a otros programas o grupos de misterio? ¿Qué opinas del resto de la oferta radiofónica acerca del misterio y los enigmas? Me refiero a todas las emisiones de ámbito regional y, por supuesto, también a los podcasts.

Amo la radio. Creo que con eso contesto parte de la pregunta. Claro que escucho a otros compañeros de las ondas. Como en cualquier ámbito hay de todo en la viña del señor, pero hay gente muy buena, que hace muy buen trabajo. Gente a la que, si he de ser sincero, envidio sanamente. Y no me refiero únicamente a los grandes. Tanto en radio como en medios escritos, existen buenos y anónimos investigadores y comunicadores con criterio propio y que tienen mucho que contar.

Me consta que poco a poco la competencia aumenta, con respecto a las organizaciones  y grupos que se dedican a la investigación del misterio. ¿Te preocupa?
Nuestra filosofía, la cual lógicamente comparto, es que “Todos estamos en el mismo barco”. Por tanto no hay competencia o por lo menos no la buscamos. Hemos compartido alguna de nuestras investigaciones con otros grupos y lo hemos hecho de buen grado. La mayor parte de los grupos, como el nuestro, están autofinanciados. Nosotros nos lo guisamos, nosotros nos lo comemos. Pero compartimos nuestros datos con todos aquellos que, con buena fe, compartan los suyos. Nuestro afán es investigar, saber, experimentar y contar lo que descubramos. Si somos discretos con nuestras investigaciones, es porque así nos lo han solicitado los mismos testigos. Algo que para nosotros es sagrado. En ocasiones un testigo se acaba convirtiendo en un amigo que se atreve a sincerarse contigo y contarte una experiencia que no contaría jamás a otro.
¿Crees que la crisis afectará también a los divulgadores del misterio?
Cuando te digo autofinanciado supongo que te puedes hacer una idea. Pero el que tiene ganas sigue con crisis o sin ella.  Aunque con toda esta historia de la regulación de la parrilla radiofónica muchas serán las emisoras que lo tendrán difícil, sobre todo las pequeñas.
En otra instancia tenemos internet. Un mundo con muchas posibilidades y del que ya muchos tiran para abaratar costes.
¿Es cierto, que existe mucha competitividad en éstos ámbitos? Si es así, ¿Por qué razón sucede, según tu opinión?
En radio, todos queremos que se nos escuchen. En medios escritos, todos queremos que se nos lea. Esto es perfectamente lícito, siempre que sean lícitos los medios que uses para conseguir audiencia o lectores. Está claro que si tu programa está en televisión o en radio, de cierta difusión, su estancia en la parrilla dependerá de tus televidentes o radioyentes. Y los medios escrito igual. El afanarse por contar un poco más de lo que el otro cuenta es bueno, puesto que hace que cada uno se esfuerce un poco más. Pero una cosa es “contar” misterios y otra muy distinta es “venderlos”.
¿Existe algún tema que esté en el punto de mira en estos momentos por los investigadores de la materia? ¿Existe una ética de confidencialidad entre vosotros?
Si existe una ética. Está claro que una investigación es de quien la realice. Los datos son de quien los obtiene. Pero en este terreno hay desalmados como en cualquier otro.
Existen tantos temas en el punto de mira como investigadores haya que se interesen por ellos. Pero se ha puesto de moda la investigación llamada parapsicológica. Ni que decir tiene que la parapsicología no está recogida en España como ciencia, más que como alguna asignatura, derivada generalmente de la psiquiatría o psicología, como la experimentación en los fenómenos de la percepción extrasensorial. Y soy consciente de ello, aun cuando forme parte de un grupo que se dedica justo a eso. Pero es curioso como la investigación de “casas encantadas” le ha ganado terreno al fenómeno OVNI en los últimos años.
Carlos, haciendo un balance del año 2010 y con la distancia que otorga el nuevo año, ¿qué mejoras aportarías a la divulgación del misterio en general? ¿Crees que es una buena idea ligar las diversas teorías un poco más hacía conceptos más científicos? ¿Y cómo usarías esas mejoras para el grupo CLAVE7?
No me atrevería a proponer mejoras. Solo sé cómo me gusta verlo a mí. Y me gusta comprobar cómo algunas ramas de la ciencia, como es la física, está teniendo que buscar otra forma de interpretar lo que descubre, fuera de las pizarras llenas de formulas. Y como bien dijo alguien alguna vez, no puede avanzar una ciencia si no avanzan todas las demás.
Hubo un tiempo, no hace demasiado, en el que ciencia y lo que ahora llamamos paraciencia, iban de la mano. Alguien decidió erróneamente qué era lo posible y qué no. No creo que la ciencia traiga todas las respuestas pero lo pretende, como debería ser. Del mismo modo no creo que las respuestas vengan el mundo paranormal. Si ambas miran en diferente dirección jamás aclararemos nada. El que se usen aparatos técnicos para la investigación de fenómenos paranormales es una clara prueba de ello.
Un consejo si acaso. Tratar de ser conscientes de la diferencia que existe entre lo que uno simplemente cree y aquello que realmente sabe. Porque para creer basta con que te lo cuenten. Para saber hay que vivirlo.
¿Cómo ves estos temas en el futuro? ¿Ves la divulgación y la investigación del misterio en buenas manos? ¿Crees que la mitomanía disminuirá en comparación con la actualidad?
Todo es un ciclo. Todo se repite. Así como la pleamar es proporcional a la bajamar. No sé exactamente porque, pero así parece ser. Hubo un auge allá por los años 70 y 80 de estos temas en España. Algo ocurrió en los 90 que se convirtió en un tema casi tabú. Luego llegó el siglo XXI y todo volvió a resurgir. En fin, no quiero ser agorero.
Por otro lado, no sé hasta qué punto está o no en buenas manos. Lo que sí está claro es que el tiempo pone a cada quien en el sitio que le corresponde.
Y por último, y dándote las gracias por tu tiempo, ¿crees que es posible que algún día la fe y la ciencia hagan las paces? ¿Existirá una fusión de ambas cosas?
Si. Aunque más que una fusión, debería complementarse. Hace no más de 200 años un naturalista francés esgrimió como un arma la archiconocida afirmación de que “Las piedras no pueden caer del cielo, porque en el cielo no hay piedras”.  Es más, toda la Academia de Ciencias francesa del siglo XIX estaba convencida de lo mismo. Hoy todos sabemos, más o menos, qué es un meteorito.
Del mismo modo se creía era una leyenda la existencia de cefalópodos gigantes en el mar y la evidencia, casi por casualidad, vino a demostrar que el Architeuthis puede llegar a medir 19 metros de largo.
Fe y ciencia. Igual en eso se base la teoría de unificación que ya buscaba Einstein.
Pero no habrá consenso mientras los que “creen” no sean capaces de aceptar la posibilidad de una explicación empírica, ni los científicos acepten que su misión es investigar la posibilidad un fenómeno, por extraño, ilógico o irracional que parezca a primera vista.

Comentarios

Entradas populares